Isabel Rangel BAron - OMS y los antibioticosSalud 

OMS: El mundo se queda sin antibióticos

El más reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluye que hay una carencia “grave” de nuevos antibióticos para luchar contra la resistencia de los antimicrobianos en el mundo.

Isabel Rangel Barón, presidenta de Rismed Oncology Systems, reseña que el informe se titula Agentes antibacterianos en desarrollo clínico: un análisis del desarrollo clínico antibacterial, incluyendo la tuberculosis”, donde aseguran que la mayoría de las medicinas que se desarrollan actualmente ofrecen soluciones a corto plazo, pero no atacan las enfermedades a fondo.

“La resistencia a los antimicrobianos es una emergencia para la salud mundial que comprometerá gravemente el avance de la medicina moderna. Hay una necesidad urgente de aumentar la inversión en investigación y desarrollo para luchar con las infecciones resistentes a los antibióticos, entre ellas la tuberculosis. De otro modo, volveremos a los tiempos en que la gente temía contraer infecciones habituales y ponía en riesgo su vida si se sometía a intervenciones quirúrgicas sencillas”, opina el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

Isabel Rangel BAron - OMS y los antibioticosLa investigación concluye además que actualmente hay reducidas opciones terapéuticas para algunos tipos de infecciones, como la tuberculosis farmacorresistente, que de acuerdo a cifras de la OMS, es la causa de 250 mil muertes al año en el mundo.

La máxima autoridad sanitaria del mundo ha identificado al menos “12 clases de patógenos prioritarios” que con el paso del tiempo se han vuelto más resistentes al efecto de los antibióticos y que requieren nuevos tratamientos con urgencia.

“En el informe se mencionan 51 nuevos antibióticos y biofármacos en desarrollo clínico que se podrían utilizar para tratar infecciones causadas por los patógenos resistentes a los antibióticos más prioritarios, además de la tuberculosis y las enfermedades diarreicas ocasionadas por Clostridium difficile, que pueden ser mortales”, menciona Adhanom Ghebreyesus.

No obstante, reseña Isabel Rangel, tan solo ocho de esas moléculas con potencial de aplicación en terapias las clasificó la OMS como “tratamientos innovadores que ofrecerán alternativas válidas al actual arsenal de antibióticos”.

Related posts