Construcciones Yamaro | Construcciones antisísmicas: ¿Qué son y cuáles materiales utilizan?

Construcciones Yamaro - Construcciones antisísmicas; Qué son y cuáles materiales utilizan - FOTO


Una construcción antisísmica no es más que una composición de acero, hormigón y mampostería, que se fusiona con elementos flexibles en la base de cualquier edificación para reducir la cantidad de energía que un sismo podría producir

 

DAT.- Hablar de construcción antisísmica es hacerlo de todas las edificaciones e infraestructuras construidas para soportar movimientos sísmicos sin desplomarse gracias a una mayor superioridad de resistencia.

Informan desde Construcciones Yamaro, empresa presidida por Armando Iachini, que la elección de los materiales de construcción para este tipo de estructuras depende de la disponibilidad, los conocimientos y experiencias locales relacionados a la construcción y la aceptación de la población.

Los materiales de construcción más utilizados son el hormigón, el acero y la madera. Se intenta que los daños sean los menos posibles para no tener que demoler el edificio después del sismo.

Las edificaciones deben tener una estructura de hormigón armado con columnas en las esquinas y en los bordes de los vanos, conectadas con el encadenado superior, así como con el cimiento. Una variante para construir un muro rígido sin deformaciones durante el sismo, es conectar las esquinas de los muros con tensores formando un cruce.

 

LEA TAMBIÉN | Construcciones Yamaro | Inteligencia Artificial en el sector construcción: Influencia y beneficios

 

En otros países que padecen los movimientos de la tierra, han diseñado un sistema de bloques aislantes en los cimientos permitiendo que el suelo se mueva pero el edificio no. El aislamiento de bases se utiliza cada vez más en nuevas construcciones.

Existe una técnica llamada quincha, originaria de Perú, se utiliza desde los tiempos prehispánicos. Mediante esta técnica mejoran la proporción de arena, arcilla y fibra vegetal para el barro de los muros con un espesor de 10 cm tiene un comportamiento similar al ladrillo y hormigón de 20 cm de espesor.

La técnica del tapial consiste en rellenar un encofrado con capas de tierra de 10 a 15 cm compactando cada una de ellas con un pisón. El encofrado está compuesto por dos tablones paralelos separados, unidos por un travesaño. Por estas ranuras atraviesan varillas de caña. En este sistema se refuerzan los muros mediante contrafuertes integrados, intermedios y en las esquinas.

 

(Con información de Construcciones Yamaro)



Source link