Obra negra: ¿Qué es y cómo se diferencia de la obra gris y la obra blanca?

VINCCLER - Obra negra; Qué es y cómo se diferencia de la obra gris y la obra blanca - FOTO


Obra negra, obra gris y obra blanca son las tres fases de construcción por las que pasa toda casa y proyecto arquitectónico

 

DAT.- El término obra negra es uno que se suele escuchar mucho, y por lo general se piensa que se trata de una construcción sin puertas, ventanas y ningún tipo de acabado o recubrimiento en los muros o pisos. Esto es tanto correcto como incorrecto, pues en ocasiones la obra gris luce muy parecida.

Explican desde VINCCLER, empresa presidida por Juan Francisco de Jesús Clerico Avendaño, que la obra negra es un inmueble que, en términos estructurales, se encuentra terminado. Sí, están listos los elementos de seguridad con los que debe contar el recinto: cimentación, losas, techos, tuberías principales y una gran parte de los muros, pero está muy lejos de ser habitable o utilizado para realizar actividades cotidianas.

El piso sin ningún acabado podría provocar accidentes y los ladrillos o bloques están expuestos a la intemperie, por lo que podrían dañarse con facilidad. Además, es evidente que no se puede vivir de manera segura si no existen puertas o ventanas.

Diferencias con la obra gris

En la etapa de obra gris, el inmueble luce mucho más cerca de ser habitable o estar listo para cumplir con su fin. Se levantan los muros que delimitan el terreno de la edificación, se termina la construcción del techo y las paredes y, en algunos casos, se colocan tejas e incluso se aplica impermeabilizante. La diferencia más significativa es que se instalan todas las tuberías, el cableado y las conexiones a los servicios públicos.

Así las cosas, ¿cuáles son las diferencias entre ambas etapas? Mientras que en la obra negra se aprecian únicamente las generalidades de la construcción, pues lo más importante es la conformación de los elementos estructurales, en la obra gris se observan más detalles, en un punto en el que está casi terminada y con una mejor perspectiva de cómo se verá la edificación una vez que se encuentre lista.

Materiales de obra negra

Una de las formas para identificar una obra negra es prestar atención a los materiales que se pueden ver a simple vista, entre los que destacan los siguientes: blocks de concreto o ladrillos, varilla, malla electrosoldada, madera (columnas y encofrados), alambre recocido, grava y arena, bultos de cemento.

 

LEA TAMBIÉN | VINCCLER | Canteras en construcción: ¿Qué son y cuáles son los tipos que hay?

 

Etapas de la obra negra

  • Delimitación del área: se establece la extensión de área en la que se va a llevar a cabo la obra y se delimita con láminas y señalizaciones, para evitar que personas ajenas al proyecto ingresen en el mismo.
  • Nivelación: se realizan los cálculos y acciones necesarias para conocer la diferencia de alturas de uno o varios puntos del terreno en el que se va a llevar a cabo la construcción.
  • Excavación: se retira de forma planificada un volumen de suelo, con el objetivo de construir los elementos estructurales de la obra, como la cimentación.
  • Cimentación: se construyen los elementos que transmiten las cargas de la construcción hacia el suelo, es decir, aquellos que soportan la estructura y mantienen la estabilidad de la misma.
  • Estructura, entrepisos y techos: la última etapa se divide en tres, y es en la cual se le da forma al inmueble en cuestión, pues se construyen los muros, los entrepisos y el techo.

Obra blanca: El paso final

La obra blanca es la etapa en la que un hogar ya es habitable, un local comercial puede recibir clientes o cualquier otro recinto puede entrar en operaciones.

La obra blanca está lista, pues tanto el piso como los muros y el techo cuentan con el acabado elegido por el dueño del inmueble. Ya hay ventanas, puertas y protecciones, y la decoración también está terminada. En este punto solo falta amueblar o encontrar a un comprador interesado en el nuevo recinto.

 

(Con información de VINCCLER)



Source link