Sebastian Cano Caporales: ¿Juntos somos más? Un saludo a la bandera y ya ¡Baloncesto venezolano en emergencia!

641ca3bd72553e4b2947434e 1024x602 - Sebastian Cano Caporales: ¿Juntos somos más? Un saludo a la bandera y ya ¡Baloncesto venezolano en emergencia!


641ca3bd72553e4b2947434e 1024x602 - Sebastian Cano Caporales: ¿Juntos somos más? Un saludo a la bandera y ya ¡Baloncesto venezolano en emergencia!


Todos hemos leído y escuchado el cantico, slogan ‘Juntos somos más’, el cual hace referencia a la Selección nacional de mayores de Venezuela de baloncesto, específicamente la selección masculina, y es uno con el que se identificaron mucho los fanáticos y también estuvo bastante movido en su momento en las redes sociales con todo lo que han sido los torneos exitosos del combinado nacional en los últimos tiempos.

Sin embargo, el hablar de ‘Juntos somos más’ trata de unión, de el poder que puede llegar a tener un grupo cuando todos reman hacia el mismo sitio y donde sí uno falla, el resto lo respaldará para que se levante, corrija y siga remando con el rumbo hacia el objetivo, y esto aplica perfectamente dentro y fuera de las canchas, de hecho, para cualquier situación de la vida donde debas trabajar en equipo.

Un saludo a la bandera y solo eso

Parece ser que el ‘Juntos somos más’ es solo un saludo a la bandera, solo de la boca para afuera en cuanto a las necesidades del baloncesto venezolano desde todo punto de vista, pero en esta ocasión mencionaré el tema de los impagos que existen en la Súperliga Profesional de Baloncesto (SPB), algo que viene sonando desde su creación y a día de hoy continúa sucediendo y aparentemente no hay la voluntad para hacer nada.

En días recientes el jugador de la selección nacional venezolana, Gregory Vargas hizo uso de su cuenta oficial de X (anteriormente Twitter) para denunciar una vez más los impagos y el incumplimiento de contrato que recibió por parte del equipo Guaros de Lara, además comentó que el equipo también le debe dinero a varios jugadores de la selección nacional.

Esto es algo que se debe aplaudir, la denuncia pública que hizo Vargas se le debe hacer mucho eco; otro jugador que vistió los colores de Guaros de Lara y denunció de igual forma un tema de incumplimiento de contrato sobre sus honorarios fue Heissler Guillent quien en entrevista con el periodista Fer Martínez Larrosa, alegó problemas con el equipo por no haberle cancelado su dinero y también tener problemas con su ficha de juego.

También es digno de aplaudir que Guillent haya tomado la determinación para denunciar, pero lo que más llama la atención y preocupa es que estos mismos jugadores, con su gran cartel y el digno reconocimiento que tienen como jugadores, figuras del deporte nacional, no hayan hecho denuncias o tan siquiera levantado su voz de igual forma, cuando se conoció públicamente temas de impagos con Gigantes de Guayana en su momento, quienes se negaron a jugar un partido de playoffs contra Cocodrilos de Caracas o cuando Taurinos de Aragua también denunció impagos y el tema quedó solo en medio revuelo mediático y más nada.

¿Existe o no la unión en el baloncesto nacional?

¿No se supone que el ‘Juntos somos más’ aplica al baloncesto nacional, o es solo una cosa de jugadores de selección nacional?, ¿No deberían todos remar hacia el mismo sitio si tanto hablan de querer ver la mejoría, progreso y desarrollo del baloncesto venezolano?

Se entiende que cada jugador que sufra de este tipo de situaciones, DEBE HABLAR, eso está claro como el agua y es una realidad, pero los jugadores de mayor peso y jerarquía en el país, ¿no deberían hacer lo posible por crear una asociación de jugadores para que TODOS UNIDOS, puedan hacer valer sus derechos y que los mismos sean respetados?

Problemas hay en todos lados, gente complicada igual, personas que puedan ser vistos como ‘piedra de tranca’ también, pero en otros países hay asociaciones, equipos de trabajo que protegen a los jugadores y es allí donde los mismos atletas pueden pisar fuerte, dar un paso hacia adelante y exigir, pero aparentemente eso en Venezuela no es posible o al menos no hay la voluntad para hacer de esto una realidad.

La realidad es más fría y cruel si se piensa un poco más

Lo que más preocupa es que este tema de los impagos sigue sucediendo y ningún jugador debe sufrir este tipo de acciones e irresponsabilidades, pero en este caso cabe perfectamente la pregunta: ¿Si esto le ocurre a jugadores como Gregory Vargas y Heissler Guillent, qué pasará con jugadores de menor reconocimiento, cartel?

‘Juntos somos más’ no puede ser nada más un slogan, un saludo a la bandera, se entiende que los jugadores no pueden ni deben poner de su dinero para mejorar el baloncesto venezolano, pero sí pueden ser y hacer una gran diferencia para ello, con acciones desde la más simple y sencilla como apoyar a jugadores que también pasen este tipo de penurias, mucho más seguido de lo que el fanático cree; o somos todos o ninguno.







Source link