La capsula Informativa: Como el viento de poniente

Como aquel que calla, otorga
Y aunque la ignorancia es sorda
Pude levantar la voz

Marea-Como el viento de poniente

Dicen que el viento de poniente suele ser más frío pero suave. Y hay quienes se identifican con él. Sin embargo, el de levante suele enturbiar el aire e impide ver el cielo con claridad.

Tras un tiempo de reflexión, cambios, idas y venidas, me siento delante de mi portátil con la esencia de siempre: una música cálida de fondo, una velita con olor a «cabaña en la montaña» y la ventana a la que miro cuando necesito sentir la libertad de quien nunca lo es.

Tres meses que cambian la vida. En las que hay veces que miras atrás y sonríes. Te da vértigo. En los que recuerdas qué eras, miras fotografías, viajes, momentos… y te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Y cómo el tiempo pasa por todos. Por todo.

Hay veces que mirar al futuro da un poco de vértigo. El no saber respuestas, el desconocer cómo irá todo nos provoca gran desconcierto. Y es que no hay nada seguro por mucho que queramos tenerlo controlado. Por muchas variables que metamos en la ecuación la vida siempre sorprende.

El miedo, a veces, hace que nos pongamos en lo peor, que no vivamos el momento presente. Nos nubla la vista y provoca grandes revoluciones en nuestros pensamientos. Y silenciarlos es ir en contra de nosotros mismos.

Hay pequeñas grandes revoluciones que se están gestando en nuestro interior. Que vienen a cambiar o a poner rumbo a nuestra vida. Que aparecen de repente y nos dejan sin saber muy bien hacia dónde mirar o a dónde ir.

Confío en que dentro de que nada vuelve a ser como antes, todo lo que venga sea para bien. Y si no, siempre podremos dejar escapar alguna lágrima descarriada que, haciendo autostop, se pare en algún saliente de nuestro corazón y sirva para regar las piedras duras de quienes arrimándose a nuestra presencia, vuelvan a creer y a confiar en el amor.

Nos leemos en breve. Con amor,

I.

Please follow and like us:



Ver fuente