La capsula Informativa: ¿Cómo la oración puede brindar consuelo en momentos difíciles?

La oración debe ser parte primordial de nuestra vida y aunque muchos no lo sepan, puede brindar consuelo en momentos difíciles cuando necesitamos orientación o sufrimos una pérdida. Si has pasado por algo que te tiene deprimido, frustrado o con incertidumbre, te voy a dar las razones por las que la oración te puede ayudar. 

Orar es conversar con Dios. Cuando no tienes a nadie más en tu entorno, puedes acudir a Él con la certeza de que te escucha y te responderá. No siempre te responde lo que quieres, pero confía en que Su respuesta siempre será algo para tu bien. Y toma tiempo para escuchar porque Dios te puede hablar. 

Tal vez no te hable de manera sonora, pero en tu pensamiento te deja ver si hay algo equivocado en lo que estás esperando de Él. Puede que te indique que le place que sepas que puede hacer milagros, pero que no va a ser ese el resultado de Su decisión. Pon todo en Sus manos y Su voluntad. 

Debemos ser constantes en la oración porque puede brindar consuelo en momentos difíciles

En la Biblia hemos visto historias donde los personajes han acudido a Dios en oración en momentos de gran dificultad, dolor o injusticias. Pero lo cierto es que debemos orar siempre, en todo momento. ¡Hablar directo con el Creador del universo es un privilegio que no debemos desaprovechar!

Nunca dejen de orar. 

1 Tesalonicenses 5:17 (NTV)

Personajes de la Biblia que pasaron momentos difíciles y en oración encontraron consuelo 

David

Es conocido como hombre que persiguió el corazón de Dios. Él intensificaba su adoración cuando estaba pasando por sus peores momentos. David sabía que Dios estaba con él en todo momento, los buenos y los malos y por eso siempre le daba la gloria. Cuando estaba siendo perseguido por Saúl y Dios lo rescató cantó. 

Clamé al Señor, quien es digno de alabanza, y me salvó de mis enemigos.

2 Samuel 22:4 (NTV)

Ana

No podía dejar de orar por tener un bebé. Era tanta su angustia que el sacerdote Eli pensó que estaba ebria. Pero ella estaba derramando su alma a Dios pidiendo Su intervención y Dios le respondió y ella pudo dar a luz a Samuel. Es un excelente ejemplo de cómo la oración puede brindar consuelo en momentos difíciles. 

¡Oh no, señor!—respondió ella—. No he bebido vino ni nada más fuerte. Pero como estoy muy desanimada, derramaba ante el Señor lo que hay en mi corazón.¡No piense que soy una mujer perversa! Pues he estado orando debido a mi gran angustia y a mi profundo dolor.

1 Samuel 1:15 (NTV)

Daniel

A pesar de todas las injusticias y los dolores por los que pasó no cesaba de alabar a Dios. Estando en cautiverio no cesaba de comunicarse con su Dios, de buscarlo y alabarlo. Y Dios le respondió en todo momento, lo salvó de la muerte incluso en un foso de leones hambrientos por continuar orando a Dios.

Mi Dios envió a su ángel para cerrarles la boca a los leones, a fin de que no me hicieran daño, porque fui declarado inocente ante Dios y no he hecho nada malo en contra de usted, su majestad.

Daniel 2:22 (NTV)

Job

Este es un claro ejemplo de alguien que oraba a Dios, hablaba con Dios y a pesar de todas las terribles circunstancias lo alababa. No importó lo que le decían sus amigos y familiares, se mantuvo fiel al amor y la confianza en Dios. Durante todo su dolor y pérdida encontró fuerzas para dar gloria a Dios. 

Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo estaré cuando me vaya. El Señor me dio lo que tenía, y el Señor me lo ha quitado. ¡Alabado sea el nombre del Señor!

Job 1:20 (NTV)

Ester

Una de las mujeres con historia fascinante de la Biblia. Fue una niña judía que fue sacada de su casa y convertida en poco tiempo en la nueva reina. El rey tenía su consejero Amán que odiaba a los judíos e ideó un plan para matarlos a todos. Pero Ester se enteró y supo que debía hacer algo. Si acudía directo al rey sin ser llamada, podía ser condenada a muerte. Ella pidió a todos los judíos del reino que ayunaran y oraran por tres días por ella e intercedió por su pueblo. Ella acudía a Dios siempre que estaba en oración en momentos difíciles. 

Ve y reúne a todos los judíos que están en Susa y hagan ayuno por mí. No coman ni beban durante tres días, ni de noche ni de día; mis doncellas y yo haremos lo mismo. Entonces, aunque es contra la ley, entraré a ver al rey. Si tengo que morir, moriré

Ester 4:16 (NTV)

La Biblia está llena de historias donde vemos ejemplos de personas que oraron, se dirigieron, adoraron a Dios para sentir consuelo en momentos de muchas dificultades. Es algo de lo que debemos aprender, que sin importar las dificultades de este mundo, siempre debemos en oración a Dios buscar consuelo.

Podemos acudir a Dios en oración cuando estemos enfrentando tiempos difíciles. Puede que no siempre obtengamos la respuesta que deseamos, pero podemos confiar en que Dios sabe lo que es mejor para nosotros. 



Ver fuente