La capsula Informativa: ¿Obligas a tu alma a estar contenta?

Mucha gente vive sobrellevando el día a día, buscando cosas que hagan más ligero su camino, tratando cómo tener contenta a su alma, pero todo es pasajero. Y tú ¿obligas a tu alma a estar contento?

Deja de sacudir tu alma

Se cuenta de una anciana que llevó a algunos niños al circo, y cuando uno de ellos, asustado por el espectáculo, empezó a llorar, lo tomó fuertemente por el brazo y le dijo: 

  • Te traje aquí para que te diviertas. Diviértete ¿entiendes?- Y lo volvió a sacudir.

Lo mismo sucede con muchas personas que sacuden sus pobres almas llorosas, abatidas, y tratan de que se diviertan.

Y tú, ¿obligas a tu alma a estar contenta o eres realmente feliz?

Existen muchos métodos modernos para tratar de ser más felices por medio dela diversión, pero la verdadera felicidad más amplia que eso, va más allá de las risas. 

Stanley Jones dijo: «Cuando un hombre tiene que decir a su alma: “Come, bebe, huélgate”, como lo hizo el hombre rico, entonces sabemos que en realidad no se divierte. Quiere olvidar su condición de hombre mortal, que ve deslizarse su vida hacia una vejez y decrepitud sin esperanza. La verdadera felicidad se halla no en la distracción pasajera si no en la esperanza que perdura… »

Si tienes que obligarte a ser feliz o recurrir a distracciones pasajeras para sentirte contento, estás perdiendo el tiempo porque nunca nada será suficiente.

El corazón del ser humano siempre estará deseoso de hallar la felicidad y, contrario a lo que muchos piensan, esta no se halla  las cosas materiales o pasajeras. Necesitamos reconciliarnos con Dios para poder encontrar la paz que necesitamos.

Y todo esto es un regalo de Dios, quien nos trajo de vuelta a sí mismo por medio de Cristo. Y Dios nos ha dado la tarea de reconciliar a la gente con él.

2 Corintios 5:18 (NTV)

La paz y el gozo que provienen de Dios son eternos, no se basan en las circunstancias y, por lo tanto,  podemos vivir con esperanza, sabiendo que aun en los momentos difíciles, Él tiene el control y cuidado de nuestras vidas, no tenemos que obligar  a nuestra alma a estar contenta, podemos ser verdaderamente felices.

Oración del día

Amado Padre, te pido perdón si alguna vez he buscado la felicidad es cosas pasajeras. Gracias porque en ti encuentro la paz y el gozo que necesito. Gracias porque en ti hallo felicidad  permanente y que no depende de las circunstancias. Gracias porque mi vida tiene sentido y propósito en ti. En el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

¿En qué cosas has buscado la felicidad y la paz que necesita tu alma?



Ver fuente