La capsula Informativa: Valientes como el león – CVCLAVOZ

Muchos le temen a los leones. Y es lógico, son animales salvajes y agresivos, pero siendo “el rey de la selva”, se considera valiente. Nosotros necesitamos ser valientes como el león. Dios no nos ha dado espíritu de temor y en la Biblia se repite incesantemente la frase “no temas”.

Los perversos huyen aun cuando nadie los persigue, pero los justos son tan valientes como el león.

Proverbios 28:1 (NTV)

Tampoco significa que no debes ser precavido. No somos tontos ni nos vamos a exponer al peligro solo por gusto. Usemos nuestro discernimiento para saber a qué debemos temer y a las personas con las cuales debemos ser precavidos. 

Los sabios son precavidos y evitan el peligro; los necios, confiados en sí mismos, se precipitan con imprudencia.

Proverbios 14:16-17 (NTV)

Seamos pues, valientes como el león, pero prudentes como el sabio. Dios nos guía si se lo permitimos y si se lo pedimos. También nos da sabiduría si oramos por ella. Él disfruta de que seamos productivos, valientes y estemos en paz. En Su paz que sobrepasa entendimiento. 

Astutos como las serpientes, valientes como el león

Son muchos los animales que se usan como ejemplos en la Biblia con los que se nos ilustra cómo debemos ser de una manera u otra; sin embargo, siempre prima la humildad  porque Dios ama. Necesitamos ser inteligentes; Dios conoce nuestros corazones y sabe lo que deseamos. 

Ponte en Sus manos y pídele discernimiento y sabiduría. Ora por Su presencia en tu vida y pide que te guíe y proteja. Es una buena manera de comenzar el día. Es importante conversar a diario con Dios para ser cada vez más sabios

Por lo tanto, sean astutos como serpientes e inofensivos como palomas.

Mateo 10:16 (NTV)

La sabiduría que viene de Dios nos ayudará sobremanera. Eso si, para ser valientes como el león, no nos hacemos soberbios; porque a muchos les basta un poco de conocimiento, a otros un uniforme de autoridad, para creerse superiores a todos. 

Seamos prudentes, astutos, inteligentes, pero nunca perdamos la humildad. Es una cualidad que Dios ama. Si sientes que te falta sabiduría, pídela a Dios todos los días. Si piensas que necesitas guía, también te guiará. 

Oración del día

Amado Dios, gracias por todo Tu amor y bondad. Permíteme ser valiente y paciente. Dame por favor sabiduría, inteligencia, una astucia y tenacidad que vengan de Ti, para que no me permita cambiar y hacerme jactancioso. Ayúdame a ser prudente y tener las respuestas apropiadas. Que pueda yo siempre tomar decisiones acertadas. Solo contigo lo puedo Señor, porque contigo todo es posible. Te doy gracias, en el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

¿Cuándo te has sentido superior a otros por tener mejores respuestas o mejor desempeño en algo?



Ver fuente