El misterio alrededor de la repentina muerte del futbolista Davide Astori se empieza a disipar luego de que se dieran a conocer los datos preliminares de la autopsia que le realizaron en Udine, lugar en el que fue hallado sin vida el último domingo.

Según explicó el fiscal del caso, el deportista falleció de manera natural a raíz de una complicación cardíaca.

El encargado de llevar adelante la investigación, que se caratuló en una primera instancia como «homicidio culposo», reconoció que los primeros datos que arrojó la autopsia del cuerpo determinaron que «no parece haber causas externas distintas a las de una muerte natural».