Un agente de bienes raíces demandó a la cantante Taylor Swift, donde le exige el pago de 1 millón de dólares, por concepto de una comisión derivada de la venta de una propiedad en Nueva York.

El demandante, empleado de la inmobiliaria Douglas Elliman  del que no se conoce su identidad, denunció que la firma que representa a  la cantante norteamericana no lo incluyó en el cierre de la compra-venta de la propiedad en Manhattan por lo que exige su comisión.

La estrella pop adquirió en octubre de 2017 la lujosa propiedad en Tribeca por 18 millones de dólares, según  datos publicados por la revistaTimes.