América Latina estuvo presente la noche de la 90 entrega de los Premios Oscar, con Guillermo del Toro con sus cuatro galardones al «The Shape of Water,»  la estatuilla a la cinta chilena “Una Mujer Fantástica,” mejor película extranjera y la historia mexicana del Coco como mejor versión de dibujos animados.

Los momentos estelares de los latinos en el escenario del teatro Dolby incluyeron directores, presentadores, las películas y canciones. Los mexicanos Eiza González y Eugenio Derbez presentaron la canción Recuérdame, interpretada por los cantantes Miguel, Natalia Lafourcade y el actor Gael García Bernal. Se llevaron la estatuilla como mejor canción original.

La otra historia latina fue Coco, la ganadora que conquistó a Estados Unidos. Los ovacionados del cine chileno, fueron Pablo Larraín y Juan de Dios Larraín, el director Sebastián Lelio y la extraordinaria Daniela Vega.

El cine estadounidense también celebró los premios a la mejor actor de reparto, Sam Rockwell, (Tres anuncios en las afueras) y mejor actriz de reparto, Allison Janney (Yo, Tonya). Mejor actor Gary Oldman (El instante más oscuro) y mejor actriz, Frances McDormand, entre otros premiados que luego fueron a celebrar en la fiesta oficial.

Sobre la alfombra roja predominó el estilismo y el color. El movimiento de los #Me Too  también fue protagista, cuando el presentador Jimmy Kimmel se refirió a la estatuilla del Oscar, como el hombre más respetado de Hollywood,  porque sus manos estaban a la vista y porque no tenía pene.