Los hoteles deberían (y lo hacen) complacer a su clientela sin tomar en cuenta edades u ocasiones… Esa regla, claro, tiene una excepción cuando se trata de lugares que ofrecen servicios exclusivamente destinados a la satisfacción de los deseos de diversión más carnal y pasional del sector adulto.

Juan Carlos Briquet, experto en inversiones hoteleras, nos habla al respecto en una reciente nota publicada en su portal oficial, y explica que ejemplos de hoteles para adultos hay muchos. La cadena Original Group, por soltar un nombre, es una que se dedica a esta área y tiene no uno ni dos, sino hasta tres resorts dirigidos a adultos mayores de 21 años en Cancún y la Riviera Maya.

La joya de esa corona es el Desire Riviera Maya Pearl Resort, compuesto por 88 habitaciones estilo villa especialmente diseñadas para que los clientes se dejen llevar por las pasiones en las playas de Puerto Morelos, y despierten sus sentidos disfrutando del sensual programa todo incluido… todo, hasta el placer.

Entre las fantasías que ofrece este hotel están los masajes eróticos, el pole dance, los bailes de strippers y las grabaciones personales. Por si eso fuera poco, el resort dispone de un playroom donde las fantasías se vuelven realidad y el erotismo se adueña de la noche… ¡Para atrapar a cualquiera!

Explica Juan Carlos Briquet que en el Desire Riviera Maya Resort las suites están pensadas para seducir con entretenimiento provocativo a los visitantes, con diversión y con spas de tratamientos cautivantes que hacen parte de los atractivos del establecimiento. Eso, y restaurantes con cocinas exóticas que sirven coctelería caribeña (amén de una infraestructura que dispone de camas tipo Bali sobre arena blanca con espacios para ropa opcional frente al mar).

Además de todo eso, el Desire Riviera Maya Resort ofrece desde la clásica Cena Romántica en la Playa hasta una propuesta de Sex On The Beach, la cual se desarrolla en un exclusivo lugar privado, íntegramente acomodado para cumplir esa fantasía con la pareja en una cama Love Bed… Este lujurioso hotel se ubica a 20 minutos del Aeropuerto Internacional de Cancún.