Cápsula informátiva, Con un poco de pintura verde puedes recrear un disfraz de soldado

Cuando se mezclan en una frase las palabras “disfraz” y “reciclaje” a muchas personas lo primero que se les viene a la cabeza es la idea de la clásica momia, envuelta en vendas viejas o en papel de baño, sin embargo, hay muchas otras opciones que podrás hacer rápido y fácil, y no tendrás que gastar una fortuna para lucir genial este Halloween.

 

Cápsula informátiva, Halloween 1

Los zombies están de moda gracias a The Walking Dead, así que escoger la opción de ser un muerto viviente el próximo viernes es una alternativa que, además de cool, te sorprenderá por lo barata que puede ser. Para ser un zombie con todas las de la ley sólo necesitas ropa vieja que puedas rasgar, cortar o romper, para darle el toque mohoso y sucio, te bastará un poco de pintura negra y con pintura roja, resolverás el aspecto sangriento, lo demás corre por tu cuenta, así que trata de interpretar muy bien tu papel cuando salgas a la calle en busca de cerebros para alimentarte.

Cápsula informátiva, Halloween 2

 

Morphs Costumes tiene un disfraz de Robot que cuesta alrededor de 25.000 dólares, pero con esta propuesta que tenemos para ti, no tendrás que desembolsillar ni un centavo. Una caja de cartón lo suficientemente grande y un poco de imaginación, será lo único que necesites para ser un robot muy ecológico. Si el disfraz es para tu hijo, pueden hacerlo juntos, esto además puede resultar una actividad en familia muy divertida.

 

Interpretar a un clásico soldadito de plástico no será tarea difícil si cuentas con un poco de pintura verde en spray, ropa vieja y un casco que puedas pintar. Bastará con teñirlo todo de verde, incluyendo tu cara y tus manos, y ya estarás listo para entrar en combate. Después de estas sencillas y originales ideas, la falta de dinero y de un buen disfraz, no serán una excusa para quedarse en casa este Halloween.