La Capsula Informativa: Los mejores parques nacionales de España, según los expertos en viajes

La compañía de alojamientos turísticos, eBooking.com, nos da diversas recomendaciones para visitar los mejores parques nacionales de España.

Son una maravilla y seguro que los puedes visitar durante este verano o antes en una escapada de fin de semana o de tres días.

Los mejores parques nacionales de España

Todos son una muy buena opción para aquellos viajeros que deseen unas vacaciones con mucha naturaleza, sin las masificaciones habituales que se observan en las zonas turísticas de costa y con unos precios más moderados.

Parque Nacional del Teide (Tenerife, Canarias)

El portal de reservas de viajes le ha dado al Teide la medalla de oro, ya que se trata de un Parque Nacional de una belleza paisajística inigualable y del más visitado del país -más de 4 millones de visitantes anuales-.

Es la cumbre más alta (3.715m) de España, y te encantarán tanto el sendero Arenas Negras,  como el Observatorio Astronómico o sus múltiples miradores.

El parque se creó en 1954 en reconocimiento a su singularidad volcánica y biológica. Su extensión es de casi 19.000 hectáreas, lo que lo convierte en el mayor y más antiguo de entre todos los parques nacionales de las Islas Canarias. Cuenta con una Zona Periférica de Protección, y está rodeado del Parque Natural de la Corona Forestal, que con 46.612,9 hectáreas de extensión, es el espacio natural protegido de mayor extensión de toda la Comunidad Autónoma de Canarias.

Parque Nacional de los Picos de Europa (Asturias, Cantabria y Castilla y León)

Es sobradamente conocido y ocupa varias comunidades autónomas. El equipo de eBooking.com lo selecciona por sus paisajes, los desfiladeros, los bosques de robles y hayas, es más puedes alojarte en el parque y también aprovechar la oferta de actividades de aventura.

Parque Nacional de Sierra Nevada (Granada y Almería, Andalucía)

Destaca por sus países y por albergar montañas de más de 3.000 metros de altura. Es el caso del Mulhacén, la montaña más alta de la Península Ibérica.

Además es importa por acoger una importante pista de esquí donde los deportes de nieve son protagonistas.

En la alturas, el relieve es una sucesión de lomas que superan los 3.000 metros sobre el nivel del mar, en la cotas inferiores el llamado calar presenta formas mucho más escarpadas, con tajos y farallones de vértigo, como la aguja del Trevenque o las cresterías del Dornajo, y espectaculares angosturas como los cahorros de Monachil, tal como estable Turismo de Andalucía. En la zona suroriental, donde las lluvias son torrenciales y los cauces de los ríos temporales, el relieve que predomina está caracterizado por cárcavas y ramblas que dan paso a paisajes áridos cargados de magia, como el Desierto de Tabernas.

Parque Nacional de Doñana (Huelva, Sevilla y Cádiz, Andalucía)

El siguiente en lista es Doñana, nombrado como Reserva de la Biosfera por la Unesco desde 1981. Aquí se puede hacer de todo rodeados por la naturaleza como la plantas, flores y otros del lugar además de especies.

También se realizan excursiones y rutas de diversas horas para ofrecernos importantes vistas. La propia web del parque de Doñana destaca zonas para visitar: Marismas, llanuras de agua dulce que se secan en verano, son punto de encuentro de infinidad de aves acuáticas que las usan para alimentarse y criar; Bosque Mediterráneo de Doñana, el matorral de Doñana subsiste gracias a uno de los acuíferos más extenso de España. Especies vegetales como las jaras, el jaguarzo, el romero y el lentisco ofrecen refugio a mamíferos como el propio lince. O al Pino Piñonero de Doñana, pues en la mayoría de los bosques actuales en Doñana están formados por esta especie, que además tiene un valor económico importante gracias a los piñones que produce.

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca, Aragón)

Para eBooking.com, es otro de los parques que no te puedes perdereo aragonés. Está formado por cuatros valles (Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta) y el pico de Monte Perdido.

En verano, los visitantes podrán recorrer el Parque a través de sus 22 rutas, de distinta dificultad, siempre teniendo en cuenta que se trata de alta montaña y que el clima es muy cambiante.

Según Turismo de Aragón, hay maravillas como el Tozal del Mallo, la Cascada del Estrecho, las Gradas de Soaso o el Bosque de las Hayas. Son infinitas las excursiones y ascensiones que puedes realizar en este valle en cualquier época del año.

La que te lleva hasta la cascada de la Cola de Caballo es todo un clásico, ya que a su belleza se añade una facilidad que la hace apta para todos los públicos.

Además verás buitres, águilas, quebrantahuesos, sarrios y marmotas conviven en tupidos bosques de hayas y pinos; ríos e ibones transparentes, altas praderas de montaña y roquedos vertiginosos.

 



Ver fuente