La Capsula Informativa: Realme 12+ 5G, opiniones tras primera toma de contacto. Fotos

Hace un par de meses que conocimos los Realme 12 Pro y Realme 12 Pro+. Fueron los móviles de gama media alta más punteros de Realme para este año, pero ahora hemos conocido otros que, aunque de menor rango, son igual de interesantes: los Realme 12 X, Realme 12 5G y Realme 12+ 5G. Este último apunta a ser un superventas por su calidad-precio.

En Xataka hemos podido ya probarlos y el Realme 12+ 5G apunta de forma clara a esa gran masa de público que busque un terminal equilibrado que ronda los 300 euros. Nuestras primeras impresiones, de hecho, han sido positivas. Aunque no todo es perfecto, claro.

Ficha técnica del Realme 12+ 5G

REALME 12+ 5G

DIMENSIONES Y PESO

162,95 x 75,45 x 7,87 mm

190 gramos

PANTALLA

AMOLED de 6,67 pulgadas

Resolución FullHD+ de 2.400 x 1.800p

120 Hz de tasa de refresco

240 Hz de tasa de muestreo

Relación de aspecto 20:9

Brillo de hasta 2.000 nits

PROCESADOR

MediaTek Dimensity 7050

MEMORIA

8 / 12 GB

ALMACENAMIENTO

256 / 512 GB

BATERÍA

5.000 mAh

Carga rápida de hasta 67 W

CÁMARA TRASERA

Principal: 50 MP f/1,88

Cámara gran angular: 8 MP f/2,2 y 122º de campo de visión

Macro: 2 MP f/2,4

CÁMARA FRONTAL

16 MP f/2,85

SISTEMA OPERATIVO

realme UI 5.0 basado en Android 14

SONIDO

Doble altavoz estéreo de alta definición

CONECTIVIDAD

5G Wi-Fi 5 a 2,4 GHz y 5 GHz

Bluetooth 5.2

Dual SIM

Jack de 3,5 mm para auriculares

USB-C (USB 2.0)

OTROS

Sensor de huellas en pantalla

Certificación IP54

PRECIO

8+256 GB: 359,99 euros (299,99 euros hasta el 29 de mayo)

12+512 GB: 399,99 euros (349,99 euros hasta el 29 de mayo)

realme 12+ 5G 256GB 8GB Pioneer Green INT+NFC RMX3867 EU

* Algún precio puede haber cambiado desde la última revisión

Buen diseño y mejor pantalla

A efectos visuales, el Realme 12+ no se diferencia mucho de sus hermanos ‘Pro’. El fabricante ha vuelto a colaborar por una cara conocida en el diseño de relojes de lujo como Ollivier Savéo, lo que se traduce en un terminal con bordes rectos y esquinas curvadas con una trasera hecha de cuero vegano. En esa misma trasera hay un diseño de cremallera que realmente no es más que un adorno estético, pues no arroja una sensación muy distinta a la del resto de superficie.

Pesando 190 gramos no entra en la catalogación de teléfono ligero precisamente, pero su material en la trasera, el escaso grosor, el citado material de la trasera y un equilibrado reparto del peso hace que se sienta muy ligero y cómodo en mano. Eso sí, hay que advertir que los laterales son muy propensos a atraer huellas, así que los más maniáticos de la limpieza no podrán separarse de una gamuza. O, en su defecto, tendrán que ponerle una funda.

Sobre la pantalla, decir que ofrece una vista exquisita ya desde el primer vistazo. Es así por sus reducidos biseles en el frontal, alterados apenas por el agujero de cámara situado en la parte superior central y por un bisel inferior que sí es algo más pronunciado que el resto, pero nada dramático.

Acostumbrado como estoy a mi smartphone de alta gama, tiendo a notar enseguida cuando estoy ante un móvil de gama media al ver su pantalla. Con el Realme 12+ no me ha ocurrido. Y no diré tampoco que le he percibido como un gama alta, pero sí que no he tenido una mala sensación en absoluto. Por suerte, los fabricantes ya implementan paneles de cada vez más calidad en terminales de este rango, algo que es de agradecer.

Así las cosas, el panel ofrece una gran calidad para el consumo habitual de vídeos, series y películas. Resolución FullHD+ que, sin ser la más alta, ya permite ver todo con buena calidad, tenemos colores negros profundos gracias al panel AMOLED y no se nota en absoluto una gama de colores saturada. No obstante, como sucede ya en cualquier móvil, se puede balancear a nuestro gusto desde los ajustes. Y encima con 120 Hz que dan una mayor sensación de fluidez.

La pantalla tiene muy buen nivel de brillo, aunque su pico máximo sólo aparecerá cuando consumamos contenido en HDR

En cuanto a brillo, el pico es de 2.000 nits y aparecerá a la hora de consumir contenido en HDR. De forma habitual es menor, aunque tampoco hemos podido comprobar en cuántos nits se sitúa. De hecho, sólo hemos testado con él en interiores con poca luz, donde es fácil brillar (literalmente). Nos ha quedado probar el móvil en condiciones más complejas como exteriores con el sol incidiendo directamente en la pantalla. Por tanto, aunque presuponemos que irá bien, no podemos dar fe plena de ello todavía.

Ni megapíxeles ni RAM. La actual guerra en móviles está en los nits de la pantalla Ni megapíxeles ni RAM. La actual guerra en móviles está en los nits de la pantalla

En cuanto al apartado de sonido, tampoco hemos podido probarlo en todas las situaciones que nos hubiese gustado. No hemos podido apreciar su calidad en una sala en silencio, pero sí por ejemplo su volumen. Al estar en una estancia con muchas personas alrededor, hemos tenido que poner el volumen al máximo para poder escuchar bien y ahí ha cumplido con nota. Buen volumen en sus picos más altos y sin la percepción de que distorsionara.

Un hardware contenido, pero suficiente sobre el papel

A nivel de procesador todavía nos faltan diversas pruebas para analizar más en profundidad el rendimiento. No obstante, conocíamos ya el Dimensity 7050 y recientemente lo hemos podido probar en terminales como el OPPO Reno11 F. En este Realme 12+, y en  lo que hemos podido testar, no nos ha defraudado en absoluto.

En conjunto con la capa de personalización de Realme, se nota mucha fluidez en el manejo a través del sistema. A falta de probar a fondo aplicaciones y juegos que requieran de mucha potencia, el dispositivo se comporta bien con varias aplicaciones abiertas. Ni un solo tirón y buenos tiempos de apertura de aplicaciones.

Los materiales lo hacen propenso a calentarse en exceso, pero Realme ha añadido un sistema de refrigeración que, al menos, lo reduzca

Otro punto a destacar es que el interior del Realme 12+ alberga un sistema de refrigreración de vapor que ayudará a regular mejor la temperatura. Esto es algo interesantísimo sobre el papel si tenemos en cuenta que por los materiales de cuero sintético, al final este tipo de dispositivos son propensos a calentarse. En cualquier caso, insistimos en que no hemos podido ponerlo tan a prueba como nos gustaría para cerciorarnos de ello.

Lo mismo nos sucede a la hora de analizar la batería, la cual no hemos podido descargar completamente y hacer pruebas también de sus tiempos de carga. En cualquier caso, con los ya estandarizadísimos 5.000 mAh, no parece que la autonomía vaya a ser un problema. Apenas ha caído durante el tiempo que hemos podido trastear con el móvil, aunque al final ha sido un uso muy básico como para sacar conclusiones. Es de intuir que, como en todo smartphone, caiga con mayor celeridad con el uso de videojuegos o grabación de vídeo y toma de fotos.

Realme confirma que el dispositivo vendrá con el cargador de 67 W en la caja

Con los 67 W de potencia de carga que acepta nos encontramos con una muy buena carga rápida. No es la mejor ya desde hace unos años, pero no es ni mucho menos mala y en virtud de otros terminales que hemos probado con idéntico pack (5.000 mAh + 67 W), es de esperar que el teléfono pueda recargarse de 0% a 100% en poco menos de una hora. Incluso la mitad de carga en sólo un cuarto de hora, al menos según las pruebas que la propia Realme ha realizado.

En cuanto a software tampoco tenemos quejas. Android 15 está a la vuelta de la esquina, pero no ha llegado aún oficialmente ni a los móviles de Google. Así que traer Android 14 es cuando menos lo esperable y en ello cumple con su capa de personalización realme UI 5.0. Además, confirman que tendrá tres años de soporte, siendo los tres con actualizaciones completas en las que se incluirán parches de seguridad, aunque dejando sin esta última posibilidad al terminal a partir del cuarto año.

Las cámaras quieren ser las estrellas del Realme 12+

La estrella del Realme 12+ en lo que a cámaras se refiere es su sensor principal Sony LYT-600, que pese a ser de gama media cuenta con buenos alicientes. Se trata de un sensor de 1/195″ con apertura de f/1,88 y con una estabilización óptica integrada que se combina con la del propio software de Realme.

Los otros dos sensores son más testimoniales, aunque tenemos un gran angular que, aunque escueto en especificaciones (apenas 8 megapíxeles), promete dar una mayor versatilidad a la cámara. Lo mejor al final será lo que sean capaces de hacer en conjunto estos sensores.

Realme confía en que el punto fuerte de la fotografía del Realme 12+ sea la nitidez en malas situaciones de luminosidad. No tanto en escenarios con poca luz, como sí en contraluces y otras situaciones en las que por norma general cualquier cámara sufre.

Le hemos preguntado a ocho fotógrafos cuál es su secreto para hacer mejores fotos con el móvil. Esto han respondido Le hemos preguntado a ocho fotógrafos cuál es su secreto para hacer mejores fotos con el móvil. Esto han respondido

También hay un pequeño detalle añadido y es que se puede acceder al modo retrato usando las teclas de volumen. No es que sea una gran innovación, pero siempre es un añadido interesante y que deja clara la apuesta de Realme por situar a este 12+ en un nicho de público que valore este tipo de fotografías. También destaca el fabricante la posibilidad de tomar estas capturas en apenas 0,8 segundos.

Como ya imaginarás, no hemos podido ponerlo tan a prueba como nos gustaría. Sin embargo, sí hemos podido ver ejemplos de fotografías tomadas con este Realme 12+ y lo cierto es que apuntan maneras. Todo es relativo, claro. No podemos obviar que al final son fotografías cuidadosamente seleccionadas por el fabricante para que luzca. En cualquier caso, si nos fijamos en el detalle se ven algunos desperfectos propios de un gama media, pero nada grave.

Una serie lista para triunfar, aunque no exenta de competidores

Quienes nos dedicamos a seguir y analizar la actualidad tecnológica tendemos a fijarnos más en la rivalidad que existe en la gama más alta de smartphones, pero lo cierto es que la gama media viene hasta los topes de opciones muy similares. Y esto es una barrera importante ya no sólo para el Realme 12+, sino para cualquiera que quiera lanzar un modelo en estos rangos de precio y especificaciones.

Si lo analizamos de forma individual, y sin olvidar que al final esto ha sido una primera toma de contacto, lo cierto es que el Realme 12+ tiene interesantes alicientes para ser una opción de compra. Su pantalla no es de matrícula, pero sí parece de lo mejor en estos rangos y más con la apuesta por un brillo que, a falta de probarlo donde de verdad hay que probarlo, apunta alto sobre el papel. Y esta ha sido una asignatura suspensa durante años en la gama media, así que bien.

Ya en conjunto, la serie completa de los Realme 12 (12X, 12, 12+, 12 Pro y 12 Pro+) vienen a asentar prácticamente un móvil para cada presupuesto. Desde los 199 euros del Realme 12X hasta los 499 euros del Realme 12 Pro+ y hasta menos en cada caso por las ofertas y bajadas de precio que les acontecen desde su lazamiento. El Realme 12+ se sitúa sobre el papel en un buen punto intermedio entre todos, con un rendimiento equilibrado al que a priori no se le achacan grandes problemas y unas cámaras también correctas.

En Xataka | Los mejores móviles calidad precio (2024): sus análisis y vídeos están aquí



Ver fuente