La capsula Informativa: Té blanco y sus beneficios »【Blogdemoda.es】

¡Los beneficios del té blanco son sorprendentes! El poder antioxidante de esta bebida de origen asiático no tiene comparación. 

Gracias a su valor nutricional, aporta polifenoles, micronutrientes y otros elementos que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y favorecen las funciones del sistema inmunológico. 

Además, es ideal para depurar el organismo y contribuir en la eliminación de toxinas. Si buscas un recurso natural para cuidar tu cuerpo, el té blanco es tu mejor opción. ¡Acompáñame a descubrir todo lo que esta infusión puede hacer por ti!

Conoce al té blanco

La sabiduría de la naturaleza se manifiesta con los beneficios del té blanco. Esta exquisita y reconfortante bebida proviene de la planta Camellia Sinensis, la misma de donde se obtienen el té rojo, el té verde y el té negro.

La diferencia del té blanco, es que se cosecha a partir de los brotes más tiernos de la planta, los cuales están cubiertos de un delicado vello blanco, de allí procede el nombre. 

Las hojas son recolectadas, se dejan marchitar de forma natural y luego son sometidas a un cuidadoso proceso de secado que conserva sus propiedades intactas. Posee un sabor ligero y una textura aterciopelada que lo clasifican como una de las bebidas más exclusivas y lujosas que existen en el mundo. 

Historia del té blanco

El té blanco comenzó su producción y consumo en China. Pero, hay diversas versiones sobre las fechas en las que se popularizó. Algunos historiadores aseguran que se descubrió durante la Dinastía Tang en el siglo VII. 

Luego, se convirtió en la bebida predilecta de las ceremonias tradicionales del té en el país asiático, ya que se elaboraba con brotes tiernos seleccionados con precisión. Por supuesto, solo se consumía por las clases altas, aunque posteriormente su producción se extendió a otras regiones menos privilegiadas. 

No fue sino hasta el siglo XIX que se dieron a conocer los beneficios del té blanco en Europa gracias a una publicación en el Reino Unido, a partir de allí se mejoró su proceso de elaboración para luego comercializarlo en América. 

Propiedades y valor nutricional 

El té blanco es rico en antioxidantes, flavonoides y micronutrientes que apoyan el bienestar de nuestro sistema inmune y cardiovascular. Una taza puede aportar:

  • 5% de flavonoides
  • 0,1 gramos de proteínas
  • 30% catequinas
  • 4% de teanina
  • 0,1 gramos de grasa totales
  • 2 calorías
  • 0,4 gramos de hidratos de carbono

Al igual que el verde, el negro y el rojo, el té blanco, tiene propiedades hidratantes, digestivas y antibacteriales, pues todos provienen de la misma planta. Pero, la diferencia reside en que este último es uno de los menos procesados, es por ello que proporciona múltiples beneficios para la salud.  

Beneficios del té blanco

Beneficios del té blanco

A continuación, te contaré todos los beneficios del té blanco. ¡Presta atención!

Cuida y protege la salud de la piel 

La concentración de antioxidantes y flavonoides del té blanco contribuyen en la regeneración de las células de la piel, favoreciendo su aspecto joven y lozano. ¡Un verdadero tratamiento antiedad!

Ayuda a combatir los radicales libres

El efecto antioxidante de este té no solo protege la piel del envejecimiento, sino que inhibe la acumulación de radicales libres en nuestro cuerpo para facilitar la actividad celular y evitar el estrés oxidativo que deteriora los órganos y tejidos. 

Promueve el control del colesterol 

Estudios científicos han demostrado que las catequinas que contiene el té blanco, permiten la regulación del colesterol LDL, por lo tanto, su consumo está asociado a un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

Potencia el sistema inmunológico

El té blanco contiene micronutrientes esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmunitario, por lo que resulta útil en el tratamiento de procesos alérgicos e inflamatorios. Además, mejora los síntomas de resfriados, gripes, catarros y otras enfermedades respiratorias. 

Colabora en las dietas de adelgazamiento

Una taza de te blanco aporta muy pocas calorías y ayuda a mantenerte saciado, estas condiciones lo convierten en un gran aliado para adelgazar, ya que puedes tomarlo entre comidas para mitigar la ansiedad. 

Cómo preparar té blanco

Variedades de té blanco

En el mercado se encuentran dos variantes muy conocidas del té blanco: 

Silver Needles: está elaborada de selectos brotes de crecimiento sin abrir, los cuales poseen unas pequeñas vellosidades que le otorgan un curioso color plateado. Tiene un sabor exquisito y ultra ligero. Su producción es exclusiva de China, por lo tanto, suele ser costoso. 

Pai Mu Tan: esta variante incluye brotes y hojas, de allí su tonalidad verde y plateada. Se recolecta manualmente y se produce en su mayoría en la provincia de Fujian. Se vende por un precio más asequible que el Silver Needles.  

¿Cómo se prepara el té blanco?

Para obtener los beneficios del té blanco, debes infusionar por poco tiempo y con una temperatura media, ya que el agua hirviendo modifica su sabor y disminuye sus propiedades. 

➤ Calienta el agua a un máximo de 80° C, llena la taza y agrega unos 4 gramos de té si está suelto, si es en bolsita con una bastará. Cubre la taza y deja reposar durante 2 minutos y estará listo para tomar. 

Como es un té ligero te recomiendo tomarlo siempre caliente para que puedas apreciar realmente su sabor.  

Ver fuente