Enrique Iglesias sobre el escenario
Enrique Iglesias sobre el escenario

Enrique Iglesias ha sido una de las más recientes víctimas del uso indebido e irresponsable de los drones, artefactos voladores que han tomado gran popularidad y que han sido vetados en eventos deportivos para evitar consecuencias lamentables (el Super Bowl llevado a cabo en febrero prohibía este tipo de objetos a 50 kilómetros a la redonda del recinto donde se disputaba la final de la NFL).

Durante el concierto que el cantante español ofreció en México, un dron se encontraba sobre el escenario capturando imágenes que a su vez se proyectaban en las pantallas gigantes del evento. Todo parecía indicar que el artefacto y su controlador hacían su trabajo sin inconvenientes hasta que el intérprete de «Bailamos» decidió acercarse a él y sujetarlo con la mano.

Se desconoce con exactitud por qué Enrique Iglesias decidió cometer tal imprudencia, lo cierto es que pagó su espontaneidad con una cirugía reconstructiva en su mano derecha, ya que las hélices del artefacto volador hicieron cortes profundos en sus dedos y el intérprete terminó el show visiblemente lastimado.

Precisamente por este tipo de eventos, y porque los accidentes con los drones suelen ocurrir, hay muchas naciones que se encuentran elaborando legislaciones que regulen el uso de estos artefactos, que no solo pueden ocasionar inconvenientes en espacios donde existan grandes concentraciones de personas, también suponen una peligrosa invasión a la privacidad.