El parto por cesárea o parto abdominal es una práctica de lo más extendida en el último tiempo que, muy a pesar de su indetenible popularidad, continúa generando dudas e incertidumbres a su alrededor, sobre todo para las futuras mamás que, al saber poco del tema, se debaten entre tomarlo por opción o no a la hora de dar a luz.

Isabel Rangel Barón, presidenta de Rismed Oncology Systems, habla sobre el tema en su web oficial y lo primero que hace para aclarar prejuicios es que el parto por cesárea consiste en una incisión horizontal en el borde superior del vello púbico para sacar al bebé. Una vez realizado el procedimiento, se cierra el útero con puntos reabsorbibles, sean grapas o hilo debajo de la piel. El procedimiento recurre a la anestesia epidural, un adormecimiento local de la cintura hacia abajo que permite a la madre estar despierta durante el nacimiento del bebé.

Hay dos tipos de parto abdominal. El primero, las cesáreas programadas, las cuales se realizan por un motivo considerable durante el embarazo y por el cual no es conveniente llevar a cabo el parto vaginal pues pondría en riesgo la vida de la madre o la del bebé. Rangel Barón enumera algunos de los motivos más comunes:

  • Embarazadas con dos o más cesáreas.
  • Cardiopatías.
  • Pelvis estrecha o desproporcionada con respecto a la cabeza del bebé.
  • Diabetes gestacional de la madre.
  • Gestación múltiple.
  • Si el bebé se encuentra de nalgas o transverso.
  • Placenta oclusiva.

El segundo tipo es el de las cesáreas no planificadas o urgentes, las cuales se realizan cuando surge alguna complicación durante el transcurso del parto que ponga en riesgo la salud de la madre o la del bebé como, por ejemplo, hemorragias internas, placenta previa, preclampsia o cuando el bebé no recibe suficiente oxígeno.

Preguntas y respuestas

Isabel Rangel Barón responde en su portal algunas preguntas frecuentes de toda madre en cuanto a lo que es y representa el parto por cesárea:

¿Se presentarán las contracciones?: En el caso de una cesárea programada, al ser planificada para la fecha tope del parto, es posible que no se presenten las contracciones.

¿Cuánto tarda la recuperación?: Reposo absoluto en la cama los primeros cuatro días tras la cirugía. Una vez transcurrido este período, se recomienda incorporar la actividad física paulatinamente con el paso de los días.

¿Duele la anestesia epidural?: Aunque cada embarazada reacciona de manera diferente ante el dolor, conviene saber que las agujas para esta anestesia son del grosor de un cabello.

¿Duele el quitar los puntos?: El dolor suele ser mínimo. Muchas mujeres coinciden en que se trata de una molestia o de ninguna. Claro que esto depende del tipo de sutura.

¿Cuántos días durará el sangrado?: Durará algunas semanas y su coloración irá tornándose más ligera con el paso de los días. Los primeros flujos vaginales son llamados loquios y, además de sangre, contienen el tejido muerto de las paredes del útero, de allí su color rojo intenso.

¿Cuándo se pueden reanudar las relaciones sexuales?: Entre cuatro a seis semanas si no existe dolor o molestias. Ante cualquier duda, lo mejor es consultar al ginecólogo.