El partido de este jueves en el estadio Santiago Bernabéu va a ser el primer acto de una eliminatoria muy atractiva por muchos aspectos.

Primero, porque los enamorados del fútbol podrán admirar en un mismo terreno de juego a algunos de los mejores jugadores del mundo como Cristiano, Neymar, Modric, Sergio Ramos o Mbappé, entre tantas y relucientes estrellas que provocan una admiración absoluta y la sana envidia de las aficiones de los demás equipos.

Segundo, porque, por distintas razones, tanto el Madrid como el PSG necesitan ganar sí o sí y pasar a la siguiente ronda.

Como todos sabemos muy bien, al equipo blanco sólo le queda la Champions para salvar una mala temporada en Liga y en Copa del Rey y al equipo francés ya no le puede bastar con conquistar, con facilidad (casi por inercia), los trofeos nacionales como la Ligue1, la Copa de Francia o la Copa de la Liga.