Mariah Carey en su actual show en el Caesars Palace.

Para nadie es un secreto que Mariah Carey es una mujer voluptuosa. En algunos casos, sus curvas han estado más o menos acentuadas, pero su figura es inconfundible, por lo que una de las imágenes más recientes que compartió en Instagram ha conseguido la indignación de sus casi cuatro millones de seguidores.

Mariah Carey en su actual show en el Caesars Palace.
Mariah Carey en su actual show en el Caesars Palace.

La cantante de 46 años, que siempre ha estado un poco obsesionada con su silueta, subió a su perfil personal una foto en la que está bajando de un avión y luce mucho más delgada de lo normal, en especial si se la compara con otra imagen que compartió a comienzos de julio, cuando actuó en Nueva Orleans durante un concierto.

Pero esta no es la primera vez que Mariah Carey es víctima de las más severas críticas por querer vender una apariencia que está muy lejos de lo normal. La portada de sus producciones discográficas se ha convertido en el foco principal de los exagerados retoques, al punto que muchos de sus seguidores recuerdan los abusos que ha cometido con el Photoshop.

En abril del año pasado, la portada de #1 To Infinity desató la polémica, cuando su rostro y sus piernas lucían considerablemente más delgados. Los mismo ocurrió con Me. I Am Mariah, en la que prácticamente suprimieron sus caderas. Basta buscar imágenes de sus actuaciones en el Caesars Palace de Las Vegas para saber a ciencia cierta cuál es la apariencia de la cantante.