Cápsula Informativa- Campus Party

Campus Party, el mayor evento de tecnología, creatividad, ocio y cultura digital en red del mundo, desató la polémica en México tras desarrollar una campaña misógina y sexista en su última edición. Creativos de marketing y publicidad de la empresa organizadora decidieron colocar un código QR en la parte trasera de la falda de una edecán, que debía ser fotografiado para ser leído con alguna aplicación especializada.

Twitter sirvió para que Paco Ragageles, fundador de Campus Party México, ofreciera disculpas y tildara la campaña de vergonzosa. Manifestó que se hace necesario, en el mundo actual, acabar con las actitudes sexistas, racistas, xenófobas o que discriminen por razón de sexo o edad. La misma red social fue empleada por cientos de usuarios para manifestar su rechazo a la idea de emplear a una mujer como objeto.

Organizadores de Campus Party México debieron, además, retirar del programa oficial una conferencia denominada Hackeando al sexo femenino, pues generó una reacción similar entre los asistentes.

IJM, el Instituto Jalisciense de las Mujeres, hizo público su rechazo al uso de publicidad sexista y misógina tras el desarrollo de esta edición de Campus Party México, sobre todo por la conferencia que sería impartida por Eduardo Zepeda. La organización considera que hechos como éstos reproducen los estereotipos misóginos que denigran a la mujer colocándola como objeto sexual.